Primer paso

El primer paso es conseguir una piel nueva y fresca, y es que para que las piernas se vean espectaculares debemos conseguir que la piel se vea bonita. Para ello necesitamos un exfoliante corporal que aplicaremos sobre la piel húmeda y masajeando con movimientos ascendentes, desde los tobillos hacia arriba. En las zonas más ásperas como las rodillas presionaremos con más intensidad.

A continuación, masajearemos también de manera ascendente, con agua tibia o ligeramente fría. Con el exfoliante no sólo conseguiremos retirar las células muertas sino que ayudaremos que los principios activos de las cremas penetren mejor.

Durante el invierno no debemos ser perezosas con la hidratación de nuestro cuerpo, aplicar mucha crema a nuestras piernas, ya que éstas son una de las partes de nuestro cuerpo que más se secan por su bajo contenido en glándulas sebáceas.

Las cremas hidratantes nos ayudarán a que nuestras piernas estén suaves, hidratadas y una piel mucho más flexible. Su uso debe ser diario y mejor dos veces al día. Las cremas serán tus mejores aliadas tanto para reparar, reafirmar o iluminar la piel.

Tercer paso

Pelitos fuera, una piernas mal depiladas pueden arruinar las más bonitas y estilizadas del mundo mundial. Ya sea con gillete, crema depilatoria, depiladora eléctrica o láser pero por favor sin pelillos.

Cuarto paso

Evitar el calor para que las piernas estén ligeras y a la vez evitar que nos salgan venitas .

Para que la pesadez de las piernas no sea un problema debemos aplicarnos chorros fríos con movimientos circulatorios y ascendentes, así evitaremos que los tobillos se nos vean hinchados.

También podemos usar geles con efecto frío que gracias a su contenido en mentol nos producirán un gran frescor. La alimentación es un factor importante, por lo que hay que evitar el consumo de sal, conservas, embutidos o cualquier alimento precocinado, y por supuesto complementar usando el tratamiento de Contravaris para retardar la aparición de arañitas y sensación de piernas cansadas.

Quinto paso

A pesar de que me encanta la piel clarita soy consciente de que un tono doradito en las piernas hace que estas se vean mucho más estilizadas y luminosas. Los aceites con iriscendias doradas, los autobronceadores o las cremas con color que se van con un simple lavado pueden ser la mejor opción. Las imperfecciones como varices, arañas vasculares, celulitis, etc… se ven mucho más disimuladas.

Sexto paso

Durante el invierno la práctica de ejercicio suele ser menos ya que hacemos una vida más sedentaria y luego eso se nota también en las piernas. Para luchar contra la flacidez y lucir unas piernas contorneadas no hace falta matarse en el gimnasio. Algunos de los ejercicios más recomendados para nuestras piernas son caminar, subir escaleras, montar en bici o nadar.

Esperamos les haya gustado y compartan con sus amigas!

30 Comments

Leave a Reply